top of page

Ejecución del prototipado

DESARROLLO Y EJECUCIÓN DEL PROTOTIPADO


El prototipado se ejecuta en varias fases y el resultado obtenido en cada una de ellas supone un grado creciente de «fidelidad» (o aproximación al diseño final):


  • Sketching: el proceso se inicia generalmente con un sketching que favorece la generación e iteración rápida de ideas (considerar el problema desde diferentes ángulos y plantear diferentes soluciones) con un coste de tiempo y recursos muy bajo. El sketching se realiza con materiales muy básicos, como lápiz y papel, rotuladores, etc. El objetivo es que el material no se interponga en la ideación, sino que favorezca que sea fluida y rápida, lo que invita a la experimentación. Se puede realizar de manera individual o colaborativa, siempre teniendo en cuenta los condicionantes y objetivos del proyecto definidos durante las fases de investigación y definición. En caso de que se lleve a cabo de manera colaborativa, se puede trabajar con la técnica de design studio, que permite realizar iteraciones rápidas, eficientes y a menudo disruptivas. Una vez realizado, se pueden enriquecer los sketches añadiendo ciertos detalles, como un título o descripción, flechas para representar la interacción, los gestos implicados en ciertas pantallas (si estamos diseñando para dispositivos táctiles), etc.


  • Prototipado de baja fidelidad (wireframe): en base a las ideas extraídas del sketching, se construye un prototipo de baja fidelidad (o wireframe) que representa la estructura e interacción del producto o servicio sin incluir todavía elementos gráficos del diseño, lo que favorece que la iteración sea rápida. El wireframe representa un primer modelo del diseño, pero todavía es un prototipo de desarrollo rápido que incluye poco nivel de detalle. Su objetivo es evaluar e iterar la propuesta para avanzar hacia modelos más evolucionados.


  • Prototipado de alta fidelidad: una vez validadas la estructura e interacción propuestas en el wireframe, se incorporan al prototipo elementos gráficos (logotipo, colores, iconos, imágenes, etc.) que permiten empezar a visualizar (y a evaluar) el aspecto que tendrá el diseño final. A medida que evolucionan, los prototipos son cada vez más refinados y cercanos a la apariencia, las funcionalidades y las características del producto o servicio finales.



PROTOTIPADOS DE FIDELIDAD CRECIENTE


Finalmente, después de varias iteraciones con prototipos de fidelidad creciente (recordemos que estas iteraciones pueden suponer la aplicación de técnicas de evaluación de diferentes tipos), se obtiene un prototipo o maqueta final, que incluye todos los aspectos y funcionalidades del producto o servicio que se llevarán a cabo en la fase de desarrollo.

En el caso de productos o espacios, la maqueta física se puede complementar con un prototipo digital. Este permite representar claramente funcionalidades o llevar a cabo simulaciones que serían muy caras o complejas de incluir en la maqueta física.


27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Gracias por suscribirte!

Obtenga lo último del blog de IxD Lab en su bandeja de entrada

bottom of page