top of page

Mockup en diseño web

¿Qué es un mockup?

Un mockup es una plantilla o diseño inicial, a través del cual los diseñadores web podemos presentar nuestras propuestas a los distintos clientes. Debemos tener en cuenta que los mockups cuentan con muchos usos además de este. Por lo tanto, no solo sirven para poder presentar a los clientes las propuestas de diseño que les vayamos a hacer.


Los mockups también se usan con mucha frecuencia en el mundo del diseño web y del diseño de aplicaciones móviles para medir usabilidad del producto y registrar indicaciones sobre experiencia de usuario.

¿Para qué nos puede servir un mockup?



Permite ahorrar gastos al diseñador

Uno de los aspectos más importantes de los mockup es que permite ahorrar gastos tanto para el diseñador como para el cliente. esto se debe a que, en el caso del diseñador, al realizar una plantilla en un programa externo, el proceso suele ser sencillo y rápido. En cambio, al trabajar sobre la página web directamente, el proceso suele ser más costoso en cuanto a tiempo y esfuerzo. Por lo tanto, si al presentar la plantilla al cliente esta no le convence lo suficiente, el diseñador no habrá perdido su tiempo y, por consiguiente, su dinero tampoco.


El cliente también ahorra gastos


Para poder explicar esto de una forma más clara te pongo un ejemplo:


Imagínate que un cliente se encuentra con un diseñador y decide encargarle todo el diseño de su web corporativa. Si el diseñador le muestra un mockup, este cliente ya sabrá qué aspecto tendrá su web de forma aproximada, y ya sabe cómo es el estilo del diseñador. En el caso de que el diseño previo no le guste al cliente, éste podrá echarse atrás sin ningún problema y sin haber perdido su dinero.


Ayudan a ver la realidad


No es lo mismo darse cuenta que un estilo no encaja con el tuyo al finalizar el proyecto que verlo justo al principio cuando ni siquiera se ha comenzado con la colaboración. En relación con esto, los mockups permiten ver la realidad sin tener que meterse de lleno en el proyecto.

Además de esto, por parte del cliente, este puede hacerse una idea de lo que va a obtener al final del proyecto y puede centrarse en otros aspectos acordes a ello. Por lo tanto, gracias a los mockup, existe un ahorro de tiempo ya que se puede comenzar con otros proyectos a la vez que el diseñador está creando la página web.


La revisión y adaptación del proyecto es más rápida


Hay que tener en cuenta que, cuando se realiza un mockup, el riesgo de que el resultado final no sea el esperado por parte del cliente, es mínimo. De esta manera, antes de adentrarse de lleno en el proyecto web, el diseñador podrá crear tantos mockup como necesite su cliente con los cambios que crea oportuno. Gracias a todo esto, el resultado final siempre suele ser fiel a lo que el cliente esperaba y lo que tenía en mente.


La decisión de compra se acelera


Otro de los beneficios que nos puede aportar la realización de mockup, podemos encontrarlo a la hora de buscar un servicio de diseño web. Es muy común que los clientes comparen y miren entre distintas opciones hasta encontrar con alguno que se adapte a lo que ellos necesitan. Si los diseñadores deciden incorporar a su porfolio estos mockups, el proceso de decisión de los clientes será mucho más sencillo.



Comparación: mockup, wireframe, prototipo


Los términos mockup, wireframe y prototipo a menudo se consideran lo mismo en la práctica, sin embargo, en realidad son tres tipos diferentes de representaciones de diseño como parte de la creación rápida de prototipos y se utilizan en diferentes etapas del diseño antes de la programación real.


Un wireframe es la forma más simple de plantilla y no incluye ningún color, tipografía, imágenes o gráficos, a diferencia de una maqueta. Este primer diseño de boceto puede ser creado a mano o en el ordenador. La funcionalidad está completamente ausente en esta pantalla. Por lo tanto, los wireframe se consideran diseños de baja fidelidad.


Las maquetas pueden construirse sobre cualquier estructura existente y seguir desarrollándola. Integrando color, tipografía, imágenes y gráficos, se acercan mucho al diseño final y ya lo representan. Por lo tanto, son preferibles a efectos de presentación.


Un mockup clásico es estático. Sin embargo, las modernas herramientas de maquetación permiten la integración de funciones simples como los enlaces, de modo que, dependiendo de la complejidad, pueden clasificarse como diseños de mediana a alta fidelidad y bordear los prototipos.


Se pueden utilizar maquetas complejas de varias partes como base para prototipos que, dependiendo de su estilo, también se pueden considerar diseños de mediana a alta fidelidad. A diferencia de la clásica maqueta estática, los prototipos son siempre interactivos y contienen la mayoría de las funciones de la página web o aplicación planificada.


¿Quieres que hablemos sobre el diseño de tu página web?




20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


Gracias por suscribirte!

Obtenga lo último del blog de IxD Lab en su bandeja de entrada

bottom of page